lunes, 23 de agosto de 2010

Viajando en Suburbano


Hace poco tuve que hacer un viaje a Tultitlan, asi que decidi usar el nuevo sistema de Tren Suburbano, por primera vez en mi vida, pude tomar un tren de pasajeros en Buenavista, pude comprobar de primera mano lo que queda de la grandeza de Ferrocarriles Nacionales, la estacion es grande, mucho mas que algunas en paises avanzados, lo que parecen antiguas taquillas ahora son ventanas cegadas, las escaleras, muy amplias permiten el acceso a los andenes, en la actualidad hay tres, uno de salidas, otro de entrada y uno mas sin usar, la forma de acceso es por tarjeta prepagada, asi que en vez de pagar 12 pesos por un viaje a Tultitlan, tuve que pagar 30, cierto que es algo caro, mil veces mas caro que el Metro de la Ciudad de Mexico, y ciertamente no es mil veces mejor, los trenes son de CFR, y no son de ultima tecnologia, de hecho parecen salidos de los setentas, bastante primitivos comparados con los trenes ingleses, norteamericanos, japoneses y alemanes, los convoyes estan conformados de dos trenes unidos, cuando lo tome iba vacio y en realidad todo el camino me lo pase medio solo.

Se usaron las viejas vias de Nacionales de Mexico, por lo que la terminales estan bastante alejadas de los centros urbanos, no se respetan muchas reglas basicas de seguridad, hay casas construidas a menos de veinte metros de las vias, incluso trenes de carga viajan en vias adyacentes, y un par de ellos transportaban material peligroso. En caso de descarrilamiento se sufriran graves perdidas, incluso llegue a ver un par de arboles caidos sobre las vias laterales.

Los asientos son comodos y los vagones limpios, dejan un aire a Metro de Nueva York, las puertas solo se abren totalmente en la terminal, cuando uno baja en estaciones intermedias, es necesario apretar un boton (muy a la europea), para abrir la puerta.

Las estaciones son un desastre, son centros comerciales disfrazados, y se obliga a los pasajeros a recorrer largos pasillos llenos de tiendas, para llegar a los andenes del transporte local, el cual es relativamente eficiente, donde me baje solo tarde diez minutos esperando a que llegara y saliera una combi.

Un aspecto que no me gusto de las estaciones, es la poca vigilancia, y lo tenebrosos que se ven los alrededores de algunas estaciones, no recuerdo cual, se veia rodeada de calles sin pavimentar, graffitis enormes y calles obscuras, en la que baje, se percibia una sensacion de abandono, a un par de calles habia un grupo de drogadictos disfrutando de su adiccion en pleno dia y sin problemas, sin lugar a dudas si uno desea bajar en esos lugares en la noche, se tendra que hacer con equipo de combate completo, incluyendo el tanque.

Por cierto, mi tiempo de recorrido fue el mismo que cuando me voy por el Metro Rosario, aunque amo los ferrocarriles, no me dieron ganas de regresar al Suburbano para mi viaje de regreso, volvi por la autopista de Pachuca y casi me tarde el mismo tiempo a pesar de la mayor distancia. Por desgracia mi camara murio un par de dias y no pude tomar fotos, de todas formas no me hubiera gustado sacarla en la estacion Tultitlan

No hay comentarios:

Publicar un comentario