sábado, 15 de septiembre de 2012

Viendo el mundo desde una ventana de ferrocarril


El mundo tiene diferentes velocidades, la vision fugaz que hay desde un avion, la directa pero aislada que tiene un autobus de primera circulando en una autopista o bien la que se tenia desde la ventana de un tren de pasajeros de segunda, las ciudades y pueblos no eran nada mas fugaces visiones en el camino, en cada estacion habia olores, sabores y colores unicos, dulces y tortas, frutas y platillos tipicos, cafe en Coatepec, flores en Fortin, camotes en Puebla, pulque de Apan, Tlacoyos en Otumba, un viaje en tren era un paseo por Mexico, disfrutando los hermosos paisajes naturales, o los culturales, como la arquitectura religiosa, porque no era raro que la iglesia local estuviese a plena vista desde la estacion del ferrocarril, o los deliciosos sabores regionales, mangos en Veracruz, Mameyes en Hidalgo o Enchiladas en San Luis, era oir los acentos de la gente, en un vagon sonaban acentos tan diferentes como el costeño o el chilango, pero unidos en un viaje en NdM.

Ojala algun dia vuelva a existir el tren de pasajeros en Mexico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario