martes, 23 de noviembre de 2010

Maquina del Centenario de la Revolucion


El 20 de Noviembre se celebro un pequeño, economico y muy buen desfile para celebrar el centenario de la Revolucion, a mi opinion fue mucho mejor que el vulgar, ostentoso y carisimo desfile del bicentenario de la Independencia, fue realizado en su totalidad por el Ejercito Mexicano, desfilaron pocos elementos y algunos de ellos ataviados a la usanza de la epoca, hubo Cuerudos de Michoacan, (un tipo de chinaco que los franceses aprendieron a temer), Zapatistas, Federales y en particular, los Dorados de Villa, que se llevaron muchos aplausos, y uno que otro grito de ¡Viva Villa!, piezas de artilleria pesada de la epoca y algunos carros alegoricos, con una que otra Adelita, con la que me iria a cualquier revolucion ¿quien diria que el ejercito tiene mujeres tan bonitas en servicio?.

Esperaba la aparicion del carro alegorico que representaba una locomotora de la Revolucion, pero parece ser que los planes cambiaron y esta quedo en exhibicion en el Zocalo de la Ciudad de Mexico, asi que al terminar el desfile, fui al centro, ahi el desfile habia acabado en una pachanga sin comida ni bebida, los soldados conviviendo con la poblacion, habia niños subidos en las cureñas de los obuses de 105 mm, fotografiandose y riendose con los soldados.

Pero lo mas interesante era la "Locomotora 279", construida sobre el chasis de un camion, representaba una maquina de Nacionales de Mexico de la epoca revolucionaria, con Revolucionarios y Adelitas, un par de Cañones de carton y un Cabuz, por desgracia ya no tuve tiempo de fotografiarla como se merecia tan buen trabajo, las gruas ya estaban recogiendo todo y el tren ya iba a ser desmontado, aun asi, tienen esta foto para disfrutar, esta frente al sol, del otro lado no se podia pasar. tiene como fondo uno de los edificios historicos del centro, atras de la maquina alcanza a verse uno de los PT-17 Stearman de la FAM, que llevaron a la plancha del Zocalo.

Autor: Sergio Tellez Morales

No hay comentarios:

Publicar un comentario